en la web en la Biblia
 
           
Rut
Guardar como Pdf Guardar como Pdf
Imprimir Imprimir
Enviar este enlace por e-mail a un amigo Enviar este enlace por e-mail a un amigo
Ver más Un paseo por el Antiguo Testamento Ver más Un paseo por el Antiguo Testamento
 

Noemí, Rut y Orfa de William BlakeEl libro de Rut es un corto relato en el que se narra la formación de la familia de donde procedió el rey David (4:13-17). Describe el paso de una familia estructurada que llegó a quedar desestructurada completamente, hasta el punto de estar en trance de desaparición, para finalmente, de los restos que habían quedado volver a ser formada de nuevo, con una proyección suprema.

Entre las grandes lecciones del libro destaca la gracia de Dios, que se aprecia en que la protagonista de la historia es una mujer moabita, quien será antecesora de un personaje tan importante como David y, por ende, de Jesús mismo. Por las instrucciones de Deuteronomio 23:3-4 ningún moabita podía formar parte del pueblo de Dios, dado el comportamiento que tuvieron hacia Israel cuando iba a entrar en Canaán. Por lo tanto, la ley dictaminaba claramente la exclusión perpetua de cualquiera que perteneciera a ese pueblo. Sin embargo, lo que la ley hacía imposible la gracia lo hace posible. De este modo, Rut se convierte, en el Antiguo Testamento, en prototipo de lo que es el evangelio, que hace posible que el pecador excluido por méritos propios sea acepto ante Dios por su gracia, llegando a ocupar un lugar de honra y gloria.

También este libro muestra la providencia misteriosa de Dios, que se sirve de las contingencias adversas que los seres humanos experimentamos, como son las penalidades económicas, la muerte y el desamparo, para sacar de todo ello algo precioso e imperecedero.

La personalidad de la protagonista echa abajo los encasillamientos a los que tan proclives somos los seres humanos. Porque de acuerdo a esa forma global de juzgar a las personas, Rut debería ser alguien de quien desconfiar, dada su nacionalidad. Pero, sorprendentemente, va a demostrar una resolución de lealtad que ha llegado a ser todo un ejemplo a seguir (1:16-17), siendo uno de los caracteres más elevados del Antiguo Testamento. Que además sea una mujer quien lleva el peso de todo este relato es revelador, en aquel mundo en el que los hombres eran determinantes y las mujeres sólo tenían un papel secundario.

La narración está entretejida en algunas de las costumbres e instituciones del pueblo de Israel, como son el rescate de la posesión familiar que va a ser enajenada (Levítico 25:25), en el que la figura del redentor efectúa tal rescate, y la ley que estipulaba el casamiento del pariente del difunto con la viuda (Deuteronomio 25:5-6) para la preservación de la descedencia. De este modo, se efectúa el doble acto, siendo Booz quien toma a Rut por esposa y quien redime la heredad de Noemí. Aunque había otro familiar más cercano que Booz (3:12), sin embargo no estuvo dispuesto a ejercer la función que le correspondía, lo cual enseña que las leyes, por muy excelentes que sean, no funcionan por sí mismas si no hay alguien que las lleve a efecto.

© No se permite la reproducción o copia de este material sin la autorización expresa del autor. Es propiedad de Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo
Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo c/ Villacarlos, 14 28032 - Madrid
info@iglesiapueblonuevo.es - Horario de culto: Domingo 11 horas
Inscrita en el Ministerio de Justicia con el número 015638