en la web en la Biblia
 
           
Romanos
Guardar como Pdf Guardar como Pdf
Imprimir Imprimir
Enviar este enlace por e-mail a un amigo Enviar este enlace por e-mail a un amigo
Ver más Un paseo por el Nuevo Testamento Ver más Un paseo por el Nuevo Testamento
 

El apóstol Pablo escribiendo cartas de Valentin de Boulogne

Contenido

Romanos se divide en dos partes:

Parte doctrinal (1:1-11:36).
En esta parte se halla la introducción, con el saludo, acción de gracias y oración, manifestando el apóstol el deseo de visitar Roma (1:1-15). En los siguientes dos versículos expone su tema: 'El evangelio es poder de Dios para todo aquel que cree... porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe.' (1:16,17). Tras ello demuestra la condición pecaminosa de gentiles y judíos, declarando que las prerrogativas de éstos no los eximen del castigo sino que aumentan su responsabilidad (1:18-3:20). Luego define la justicia que Dios ha provisto sin las obras de la ley, mostrando que ya estaba revelada en el Antiguo Testamento, siendo el fundamento de la experiencia cristiana que es rica en frutos espirituales, continuando con el mismo principio moral con el que Dios trató con Adán (3:21-5:21). Luego replica al argumento de que con esa doctrina los hombres pueden ser salvados y continuar en pecado, al liberar a los hombres de responsabilidad moral y hacer de la ley de Dios algo malo (6:1-7:25). En el capítulo siguiente muestra que la justificación por la fe es seguida por la santificación y termina en la glorificación final (8:1-39). Habiendo presentado el camino de salvación por la fe, señala que no está en conflicto con las promesas dadas a Israel al mostrar que pertenecen solo a los elegidos y que el rechazo de Israel se debe a su rechazo al camino de salvación, aunque el rechazo no es total, convirtiéndose finalmente los judíos a Dios (9:1-11:36).

Parte práctica (12:1-16-27).
El apóstol exhorta a los cristianos en Roma que se consagren a Dios y se amen entre sí (12:1-21). Les manda que se sometan a las autoridades y cumplan sus obligaciones (13:1-14). Les aconseja que sean tolerantes los unos con los otros en asuntos secundarios (14:1-23). Luego les presenta a Cristo como su gran ejemplo y habla de su propósito de ir a Roma (15:1-33). Finalmente manda una larga lista de saludos y acaba la carta con una doxología (16:1-27).

Características

Esta carta es el escrito más sistemático del apóstol Pablo, consistente en un elaborado tratamiento de un solo tema con apropiadas exhortaciones prácticas. Contiene una plena exposición de lo que Pablo llama 'mi evangelio' (2:16; 16:25). Ese evangelio es que el hombre es justificado por la fe y no por las obras de la ley. En armonía con este tema el contenido de la carta es más soteriológico (sobre la salvación) que cristológico (sobre Cristo). El apóstol muestra que tanto los gentiles como los judíos necesitan la justificación, la cual es el camino de salvación provisto por Dios mismo, que produce los más bendecidos frutos espirituales, que no resulta en la degradación moral del hombre sino en una vida santificada por el Espíritu y que culmina en la gloria eterna; que aunque los gentiles tengan ventaja sobre los judíos, porque éstos han rechazado el evangelio, finalmente lo aceptarán y serán salvados. A esta carta se le ha llamado 'la carta magna de la fe cristiana', 'la catedral de la fe cristiana' y expresiones similares, a causa de la grandeza de su contenido.

La iglesia en Roma

Mapa del Nuevo Testamento - Roma
Hay tres teorías sobre el origen de la iglesia de Roma:

Según una tradición que data del siglo IV o del III y que halla aceptación general en la Iglesia católica, la congregación de Roma fue fundada por Pedro en el año 42 o en el 44 (Hechos 12:17). Esta idea ha sido abandonada e incluso es rechazada por algunos eruditos católicos. No encuentra apoyo en la Escritura, siendo más bien contradicha por sus declaraciones y silencios. Pedro se encontraba en Jerusalén en el año 50 cuando se celebró el concilio en esa ciudad. En la carta a los Romanos no hay ninguna mención a la presencia de Pedro en esa ciudad, no pudiendo haberlo dejado de mencionar Pablo si hubiera estado al frente de la iglesia. Ha sido costumbre tradicional atribuir la introducción del cristianismo en una gran ciudad de la antigüedad a un gran personaje, toda vez que parece algo humillante que fuera realizada esa obra por gente anónima. Roma no podía escapar a esa tendencia.

Muchos protestantes atribuyen el origen de esta iglesia a judíos de Roma que estuvieron en Jerusalén en la fiesta de Pentecostés (Hechos 2:10) y fueron testigos del derramamiento del Espíritu Santo y convertidos ellos mismos. Según esa teoría la iglesia se originó entre los judíos, que esparcieron la fe entre los gentiles a su regreso a la ciudad.

Una tercera postura declara que la iglesia en Roma se originó de una forma diferente. Sabemos que antes del año 44 el evangelio había sido llevado a Antioquía, creciendo rápidamente entre los gentiles de esa región (Hechos 11:20). Pronto una floreciente iglesia se estableció en esa ciudad, investida de dones espirituales y con hombres capacitados para la obra evangelizadora (Hechos 13:1). De las iglesias fundadas en los primeros viajes misioneros de Pablo podrían haber salido misioneros, a su vez, para Roma, lo que explicaría que el apóstol conociera los nombres de tantos en la iglesia, como se aprecia en Romanos 16, a algunos de los cuales llama sus colaboradores (16:3,9,12), mientras que caracteriza a otros con palabras de cariño (16:5-8,10,11,13). Algunos de esos amigos fueron los que salieron a recibirle en la Vía Apia (Hechos 28:25), mientras que los judíos en Roma ignoraban las enseñanzas del cristianismo (Hechos 28:17-29). Según esta teoría la iglesia de Roma tendría un carácter gentil. No obstante, de Romanos 14 se desprende que era una iglesia mixta, por las referencias a las comidas y los días de fiesta, si bien con preponderancia del elemento gentil, a juzgar por 1:5,6; 11:13; 15:15,16.

Composición

Pablo llevaba tiempo queriendo visitar Roma, habiendo recibido noticias sobre la iglesia allí. Y ahora que estaba a punto de partir para Jerusalén, considera deseable confirmar en la fe del evangelio a los cristianos de Roma, para lo cual la carta servirá como un anticipo de su visita. En cuanto al tiempo de redacción de la carta se puede deducir de 1:13 que él no había estado en la ciudad y de 15:25 que estaba en libertad. Por tanto, debe haber sido escrita antes de Pentecostés del año 58, pues fue entonces cuando fue hecho preso en Jerusalén. Por otro lado, de 15:19-21 se desprende que ya había terminado su obra en el este y ahora quiere ministrar en el oeste, llegando hasta España. De ahí se sigue que compuso su carta al término del tercer viaje misionero, es decir, en el otoño del año 57 o en la primavera del 58. También concuerda con que el apóstol en 1 Corintios 16:1-4 y 2 Corintios 9:3-5 estaba todavía ocupado con la colecta para los santos en Jerusalén, tarea ya terminada en Romanos 15:25.

Si la fecha es correcta la carta debió ser escrita en Corinto, habiendo algunos datos que corroboran esa suposición. El correo de la carta es un miembro de la iglesia en Cencrea, uno de los puertos de Corinto (16:1), y Gayo, el anfitrión de Pablo, es muy probablemente la persona citada en 1 Corintios 16:4. Además los saludos de Timoteo y Sópater en Romanos 16:21 están en perfecta armonía con lo que se dice en Hechos 20:4 sobre la presencia de esos hombres en Corinto, cuando Pablo partió para Jerusalén.

Importancia

Es la más sistemática de todas las cartas de Pablo, conteniendo una profunda y completa exposición del camino de salvación, puesta en términos jurídicos a los que los romanos estaban inclinados. Esa salvación se puede obtener solo por la fe, no por las obras de la ley ni por las obras morales, en las que un romano estaba inclinado a poner su confianza. Esa verdad es de valor permanente para todas las edades y lugares.

TABLA CRONOLÓGICA DE LOS DOCUMENTOS DEL NUEVO TESTAMENTO
Fecha Emperador Mateo Marcos Lucas Juan Pablo Desconocido Santiago Pedro Judas
53 Claudio 1 y 2 Tesalonicenses
56 Nerón Filipenses
57 1 Corintios
2 Corintios
Gálatas
58 Romanos Carta
61 Colosenses
Efesios
Filemón
63 Evangelio
64 1 Carta
65 Hechos 1 Timoteo
Tito
66 Evangelio 2 Carta
67 Evangelio 2 Timoteo Hebreos Carta
95 Domiciano Apocalipsis
98 Trajano Evangelio
Cartas

CRONOLOGÍA DE LA VIDA DEL APÓSTOL PABLO
Fecha Suceso
37 Conversión de Pablo
40 Primera visita a Jerusalén
44 Comienzo de su obra en Antioquía
45-48 Primer viaje misionero
50 Delegado en el concilio de Jerusalén
51-53 Segundo viaje misionero
54-58 Tercer viaje misionero
58-60 Preso en Jerusalén y Cesarea
61 Llegada a Roma
61-63 Primer encarcelamiento en Roma
63-67 Periodo entre el primer y segundo encarcelamiento
67 o 68 Segundo encarcelamiento y martirio
© No se permite la reproducción o copia de este material sin la autorización expresa del autor. Es propiedad de Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo
Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo c/ Villacarlos, 14 28032 - Madrid
info@iglesiapueblonuevo.es - Horario de culto: Domingo 11 horas
Inscrita en el Ministerio de Justicia con el número 015638