en la web en la Biblia
 
           
Marcos
Guardar como Pdf Guardar como Pdf
Imprimir Imprimir
Enviar este enlace por e-mail a un amigo Enviar este enlace por e-mail a un amigo
Ver más Un paseo por el Nuevo Testamento Ver más Un paseo por el Nuevo Testamento
 

El bautismo de Cristo de Domenico Tintoretto

Contenido

Se puede dividir el evangelio de Marcos en cinco partes:

La llegada del Siervo (1:1-2:12).
Jesús es precedido por Juan el Bautista y proclamado como Hijo de Dios por el Padre (1:1-13). Tras llamar a algunos de sus discípulos enseña a las multitudes, realizando muchos milagros, como expulsión de demonios, la sanidad de la suegra de Pedro, la limpieza del leproso, etc. y mostrando su autoridad al perdonar pecados (1:14-2:12).

El conflicto del Siervo (2:12-8:26).
En relación con el banquete de Leví, el hecho de que los apóstoles no ayunen y de que cojan espigas en sábado, Jesús enseña a los fariseos sobre el propósito de su misión y el carácter moral de las exigencias de su Reino (2:13-3:8). La sanidad del hombre de la mano seca provoca la reacción de los fariseos y herodianos, retirándose Jesús aparte. El Señor escoge a doce apóstoles y continúa con sus obras milagrosas, por lo que incluso sus familiares procuran retenerlo, declarando sus enemigos que obra por el poder del diablo (3:9-35). Luego enseña sobre el origen, crecimiento, independiente de los esfuerzos del hombre, y futuro desarrollo del Reino de Dios (4:1-34). Su poder divino lo ejerce al calmar el mar embravecido, al liberar al endemoniado gadareno y a la mujer con flujo de sangre, resucitando a la hija de Jairo (4:36-5:43). No halla fe en Nazaret y envía a los doce a las ciudades de Galilea (6:1-13). Herodes, oyendo de Cristo, se sobresalta, creyendo que es Juan el Bautista a quien había decapitado (6:14-29). Jesús se retira con los doce a un lugar desierto, alimenta a cinco mil y muestra su poder sobre la naturaleza caminando sobre el mar (6:30-56). Los fariseos le atacan, porque sus discípulos comen pan sin lavarse las manos (7:1-23). Cura a la hija de la mujer cananea y al sordo en Decápolis, donde alimenta a cuatro mil (7:24-8:9). Una vez más los fariseos le piden una señal. Dejándolos, da la vista al ciego en Betsaida (8:10-26).

La declaración del Siervo (8:27-13:37).
El Señor muestra la necesidad de su sufrimiento, Pedro le confiesa como el Cristo y él declara lo que espera de sus seguidores (8:27-38). Manifiesta su poder y gloria en la transfiguración y en el milagro que sigue a continuación (9:1-29). Luego hace una segunda revelación de su sufrimiento, seguida por enseñanzas sobre la humildad y las ofensas (9:30-50). En Perea es tentado por los fariseos, enseñando sobre el divorcio; luego bendice a los niños y señala el camino de vida al joven rico (10:1-31). Por tercera vez predice sus sufrimientos y prepara a sus discípulos para una vida de servicio (10:32-45). Da la vista a Bartimeo y luego entra en Jerusalén, aclamado por la multitud, maldice la higuera y purifica el templo (10:46-11:26). Muestra su superioridad al responder a las preguntas de los fariseos, saduceos y herodianos, declarando ser Señor de David (11:27-12:44). Luego habla de su regreso en gloria (13).

El sacrificio del Siervo (14:1-15:47).
La preparación para la muerte de Jesús la hacen el Sanedrín y Judas por un lado y María de Betania por otro (14:1-11). Jesús celebra la Pascua e instituye la Cena (14:12-15). En Getsemaní se produce su agonía y prendimiento (14:26-52). Luego es juzgado y condenado por el Sanedrín y Pilato, siendo crucificado (14:53-15:47).

La victoria del Siervo (16:1-20).
Las mujeres van a la tumba el primer día de la semana, siendo encaminadas por los ángeles a Galilea (16:1-8). Jesús se presenta varias veces, da promesas y finalmente asciende al cielo (14:9-20).

Características

Hay ciertas características por las que el evangelio de Marcos se distingue de los otros.

La característica más destacada es su carácter descriptivo. El propósito constante del evangelista es describir las escenas de las que habla en vívidos colores. Hay minuciosas observaciones en su obra que no se hallan en los otros sinópticos. Menciona la mirada de ira de Cristo sobre los hipócritas (3:5); relata los milagros realizados inmediatamente tras su transfiguración con mayores detalles que los otros evangelios (9:9-29); se refiere a Jesús tomando en sus brazos a los niños y bendiciéndolos (9:36; 10:16); recoge su mirada de amor al joven rico (10:21), etc.

Este evangelio contiene comparativamente poca enseñanza de Jesús, mostrando la grandeza del Señor por medio de sus poderosas obras, aunque no sigue exactamente el orden cronológico. La enseñanza se subordina a la acción, si bien no es pasada por alto totalmente. Marcos, aunque es mucho menor que Mateo, contiene todos los milagros narrados por éste menos cinco, pero hay tres que Mateo no tiene (1:21-28; 7:31-37; 8:22-26).

En el evangelio de Marcos varias palabras de Cristo dirigidas contra los judíos no se mencionan, tales como Mateo 3:7-10; 8:5-13; 15:24, etc. Por otro lado, se explican más costumbre judías y palabras arameas que en el primer evangelio, como 2:18; 7:3; 14:12; 15:6,42; 3:17; 5:41; 7:11,34; 14:36.

Composición

Todo indica que Marcos escribió su evangelio para los romanos, según varias fuentes antiguas. El hecho de que la profecía tenga un lugar menos destacado y que costumbres judías y palabras arameas sean explicadas indica unos destinatarios no judíos, mientras que las palabras latinas contenidas en el evangelio, la referencia a la manera romana del divorcio (10:12), la explicación de la moneda en términos romanos, un cuadrante (12:42), el conocimiento dado por sentado sobre Pilato en 15:1 (compárese Mateo 27:1; Lucas 3:1) y la presentación de Simón de Cirene como padre de Alejandro y Rufo (15:21; compárese con Romanos 16:13), señala todo ello a Roma.

El tiempo en el que Marcos escribió su evangelio tuvo que ser después de que Pedro escribiera su segunda carta, pues en ella afirma directamente su deseo de dejar por escrito a sus lectores su testimonio de primera mano sobre Cristo (2 Pedro 1:15), pudiendo ser Roma el lugar de su composición. Marcos escribió bajo la supervisión de Pedro.

Importancia

El propósito especial de este evangelio es mostrarnos a Cristo en su poder, destruyendo las obras de Satanás y conquistando la muerte y el pecado. Más que los otros evangelios presenta la obra de Cristo en favor de los afligidos por las cadenas de Satanás y las consecuencias del pecado. Es el León de la tribu de Judá, conquistando y conquistador para siempre. Marcos es el único de los evangelistas que habla del futuro Reino de Dios venido con poder (9:1). En ese sentido, este evangelio tiene una importancia especial para la Iglesia de todos los tiempos, pues transmite la seguridad de que su futuro está en manos de quien se ha mostrado como poderoso conquistador y que es abundantemente capaz de salvar hasta el extremo a los que creen en él.

TABLA CRONOLÓGICA DE LOS DOCUMENTOS DEL NUEVO TESTAMENTO
Fecha Emperador Mateo Marcos Lucas Juan Pablo Desconocido Santiago Pedro Judas
53 Claudio 1 y 2 Tesalonicenses
56 Nerón Filipenses
57 1 Corintios
2 Corintios
Gálatas
58 Romanos Carta
61 Colosenses
Efesios
Filemón
63 Evangelio
64 1 Carta
65 Hechos 1 Timoteo
Tito
66 Evangelio 2 Carta
67 Evangelio 2 Timoteo Hebreos Carta
95 Domiciano Apocalipsis
98 Trajano Evangelio
Cartas

Mapa de Tierra Santa en el tiempo de Cristo
© No se permite la reproducción o copia de este material sin la autorización expresa del autor. Es propiedad de Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo
Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo c/ Villacarlos, 14 28032 - Madrid
info@iglesiapueblonuevo.es - Horario de culto: Domingo 11 horas
Inscrita en el Ministerio de Justicia con el número 015638