en la web en la Biblia
 
           
Malaquías

Malaquías predicando contra los sacrificios ilegítimos
Ilustración para la traducción de la Biblia de Lutero, 1534, folio 57
Malaquías cierra, según el orden cristiano, el Antiguo Testamento. El nombre significa 'mi mensajero' y nada más se sabe de este profeta. Sus palabras van dirigidas hacia los sacerdotes y levitas, esto es, hacia los que ministran en la casa de Dios. De la misma manera que en el Nuevo Testamento hay unas cartas que se llaman 'pastorales' porque van dirigidas a pastores de congregaciones, que son 1 y 2 Timoteo y Tito, así sucede con los destinatarios de Malaquías.

La razón por la que ocupa la última posición entre los doce profetas menores no es conocida, pero habría que señalar que es una profecía de Malaquías (3:1) la que identifica a Juan el Bautista al comenzar su ministerio (Marcos 1:2), estableciéndose así un nexo de unión entre el final del Antiguo Testamento y el principio del Nuevo.

La época en la que Malaquías profetizó tampoco está establecida con total seguridad, aunque algunos indicios señalarían al tiempo cuando el segundo templo ya había sido construido. Hay varios pecados que son comunes en el libro de Nehemías y en el de Malaquías, como los matrimonios mixtos (Malaquías 2:11–15; cf. Nehemías 13:23–27), no dar el diezmo (Malaquías 3:8–10; cf. Nehemías 13:10–14), no guardar el sábado (Malaquías 2:8–9; 4:4; cf. Nehemías 13:15–22), la corrupción de los sacerdotes (Malaquías 1:6–2:9; cf. Nehemías 13:7–9) y la injusticia hacia el prójimo (Malaquías 3:5; cf. Nehemías 5:1–13).

Una enseñanza en este libro es que lo que comienza siendo sólo corrupción ministerial acaba siendo corrupción colectiva. En el capítulo 1 se describe la dejación y desidia de los sacerdotes en el ejercicio de su función, pero en el capítulo 2 la degradación se ha extendido al pueblo entero. El pacto que Dios estableció con Leví para el oficio sacerdotal ha sido quebrado (2:8), transgresión que es seguida por el quebrantamiento del pacto de la nación con Dios (2:10-11) y el quebrantamiento generalizado del pacto conyugal (2:14).

El libro muestra lo que el ministerio es en ese momento, lo que fue en el pasado y lo que será en el futuro. Es decir, hay una mirada introspectiva al presente (1:6-14; 2:1-3), en la que destaca la decadencia del ministerio. Hay una mirada retrospectiva al pasado (2:4-7), que se propone como paradigma. Y hay una mirada prospectiva al futuro (3:1-5), cuando será restaurado.

Una línea dominante en el libro muestra el altercado continuo que sacerdotes y pueblo tienen con Dios, reflejado en las siete preguntas retadoras que le hacen (1:2,6,7; 2:17; 3:7,8,13), indicadoras de su ignorancia y falta de reconocimiento de su pecado. La primera, ¿en qué nos amaste?, Dios la contesta con la elección de Jacob sobre Esaú. La segunda y la tercera, ¿en qué hemos menospreciado tu nombre? y ¿en qué te hemos deshonrado?, las contesta por la clase de ofrendas que le están presentando. La cuarta, ¿en qué te hemos cansado?, la contesta con las mismas palabras de ellos, que acusan a Dios por falta de celo en favor de la justicia. La quinta y la sexta, ¿en qué hemos de volvernos? y ¿en qué te hemos robado?, las responde con su negativa a dar los diezmos, que son el reconocimiento de Dios sobre los bienes que nos da. La séptima y última es la más desafiante, ¿qué aprovecha que guardemos su ley y que andemos afligidos en presencia del Señor de los ejércitos? ante la que Dios registra en un libro los nombres de quienes le temen, lo cual significa que hará distinción entre los primeros y los segundos.

Malaquías anuncia dos veces (3:1-5; 4:1-6) el juicio de Dios, que es ambivalente, esto es, tiene dos aspectos: De salvación para unos y de condenación para otros.

© No se permite la reproducción o copia de este material sin la autorización expresa del autor. Es propiedad de Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo
Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo c/ Villacarlos, 14 28032 - Madrid
info@iglesiapueblonuevo.es - Horario de culto: Domingo 11 horas
Inscrita en el Ministerio de Justicia con el número 015638