en la web en la Biblia
 
           
Etapa moderna 1648-

En la Iglesia católica el intento de síntesis entre la fe y la filosofía desembocó en un escolasticismo frío y estéril; con el advenimiento del racionalismo algo semejante le ocurrió al protestantismo: se comienzan a poner en tela de juicio doctrinas que hasta ese momento se consideraban fundamentales. El auge de las ciencias y el conocimiento de las leyes de la naturaleza parecen dar al hombre la respuesta a sus necesidades; de ahí que muchos abandonen la fe en la Palabra para sustituirla por una especie de componenda entre razón y revelación.

Sin embargo, frente a estas señales de decadencia surgen de dentro del protestantismo movimientos que abogan por una vuelta a las raíces y por una renovación de la vida espiritual: el pietismo, que quiere vigorizar desde adentro la Iglesia luterana o el metodismo, que reacciona ante la frialdad de la oficial Iglesia anglicana.

Por otra parte las inmensas tierras americanas, todavía en buena parte por explorar, ponían ante los ojos de muchos el deseo de fundar en esas tierras lo que en la vieja Europa no se había conseguido: colocar los cimientos para que cada ser humano pudiera adorar a Dios con toda libertad, y establecer gobiernos justos que garantizaran la libertad de conciencia. De ese modo un grupo de exiliados europeos llegan a las costas de América del Norte en el Mayflower en 1620: Son los 'padres peregrinos', un grupo de familias, puritanos en su mayor parte, que buscan el oxígeno de la libertad para adorar a Dios lejos de la intolerancia europea.

Surgen los movimientos misioneros; grandes hombres como Carey, Martyn o Judson serán los pioneros para ir allende los mares a cumplir el mandato de Cristo: 'Id y predicad el evangelio a toda criatura.' Con la fuerza de la Palabra, no de las armas, estos hombres sientan las bases de lo que será una de las características del protestantismo moderno: el empuje misionero.

El intento de armonizar la fe con nuevas teorías científicas lleva a algunos en el siglo XIX a poner en entredicho la veracidad de la Biblia y la historicidad de sus relatos: la creación, la caída, el diluvio, los milagros, la resurrección de Cristo; en una palabra, todo queda sujeto a la crítica más implacable. Es lo que se conoce como liberalismo teológico que naciendo en Alemania se expandirá por todo el orbe. Frente a ello, otros cristianos se esfuerzan por demostrar, con argumentos y con pruebas la fiabilidad de la revelación bíblica: son los fundamentalistas o conservadores.

A comienzos del siglo XX nace uno de los movimientos más influyentes en cuanto a número y rapidez de propagación dentro del cristianismo, el pentecostalismo, que a mediados de siglo produce a su vez un nuevo vástago: la renovación carismática.

© No se permite la reproducción o copia de este material sin la autorización expresa del autor. Es propiedad de Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo
Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo c/ Villacarlos, 14 28032 - Madrid
info@iglesiapueblonuevo.es - Horario de culto: Domingo 11 horas
Inscrita en el Ministerio de Justicia con el número 015638