en la web en la Biblia
 
           
PRESBITERIO
Guardar como Pdf Guardar como Pdf
Imprimir Imprimir
Enviar este enlace por e-mail a un amigo Enviar este enlace por e-mail a un amigo
Ver más Enciclopedia Ver más Enciclopedia
 

Presbiterio es un término que tiene dos usos distintos: (1) En las iglesias católicas es la parte detrás del altar, que contiene asientos para los obispos y presbíteros (sacerdotes), separados del resto por verjas, para que nadie que no sea del clero pueda entrar. (2) Un tribunal eclesiástico de iglesias presbiterianas, segundo en rango tras el consejo, compuesto de todos los ministros y un anciano de cada iglesia, dentro de un cierto radio, que tiene jurisdicción sobre los ministros que la componen, sobre los candidatos al ministerio, licenciados y sobre las iglesias dentro de sus límites.

En la Iglesia luterana.
Ni los luteranos ni los zwinglianos sabían de un sistema presbiteriano de gobierno, no incluyendo los primeros en su plan ideal elementos presbiterianos. Sin embargo, Lutero no se oponía a un sistema tal de organización, pues ocasionalmente aconsejó a los pastores a no actuar por su propia responsabilidad, sino a consultar a personas idóneas en sus iglesias. Esas personas idóneas fueron denominadas ancianos o presbíteros (cf. Melanchthon, CR, iii. 965; agenda de Johann Brenz de 1526; A. L. Richter, Lehrbuch des Kirchenrechts, i. 45; y la disciplina de Hesse de 1539, Ricthter, ut sup., i. 291). Sin embargo, esas ideas significaron poco en la práctica, ya que la autoridad final en el gobierno descansó en las manos de los consistorios de los gobernantes territoriales. Cuando los ancianos o "padres eclesiásticos" se mencionan en alguna agenda luterana posterior (la visitación general del elector de Sajonia de 1507 o la agenda de Naumburgo-Zeitz de 1545) el término alude a los tesoreros o depositarios de los intereses de la propiedad. Sin embargo, el ejemplo, según Mateo 18:16, de admonición con la presencia de varias personas o la investigación de la conducta del pastor por los ancianos de la congregación no obtuvo base permanente. Cuán poco entró en la mente de Lutero se demuestra por su traducción del término bíblico presbítero. Mientras Brenz elaboró un orden escritural de gobierno eclesiástico, en el centro del cual estaba el obispo, rodeado por un conjunto de presbíteros, Lutero identificó los dos órdenes (según Hechos 20:28, Tito 1:5,7); aunque usó esta identificación sólo para atacar la jurisdicción superior de los obispos.

Sistema calvinista.
La auténtica idea presbiteriana la desarrolló Juan Calvino. Sus primeras declaraciones muestran que él atribuía poderes totales a la Iglesia como tal, permaneciendo la palabra de Dios en el centro, no sólo para ser predicada sino también para ser fructífera en la comunidad a través de la organización correspondiente. Más que eso, demandó órganos especiales para la excomunión, además del predicador; y, sin ningún principio doctrinario, pudo en consecuencia poner a la Iglesia más o menos en unión con el Estado. Esas ideas fueron llevadas adelante en alguna manera en el sentido de Calvino tras 1541. Al mismo tiempo, la Iglesia tenía un poder espiritual suyo propio y por tanto necesitaba "un cierto orden espiritual, totalmente distinto, no obstante, del orden civil. Y tan lejos está esto de ser un obstáculo para ella, que por el contrario, le ayuda mucho a conservarse." (Institutos, IV, xi. 1; cf. viii. 1, xx. 1). Esta organización eclesiástica no estaba basada según Calvino en la teoría del sacerdocio general o en un derecho de la congregación al autogobierno, sino simplemente en la necesidad de disciplina para preparar el camino a la palabra de Dios que, a diferencia de la justicia civil, influenciara al individuo desde dentro. Para la ejecución de su disciplina Cristo ha dado a su Iglesia los oficiales apropiados por los que él mismo reina (IV, iii. 1, 4, 8). Los apóstoles, profetas y evangelistas de Efesios 4:11 están excluidos al poseer dones extraordinarios, pero los pastores y maestros son esenciales para la Iglesia. A excepción de los oficios, y de manera similar, peculiares a los tiempos apostólicos de Romanos 12:7 y 1 Corintios 12:28, otras dos funciones permanecen: el gobierno y el cuidado de los pobres. Calvino por tanto derivó cuatro oficios, de los cuales los maestros (principalmente profesores de teología) son mencionados sólo en ordenanzas específicamente calvinistas. Los pastores y ancianos están comprendidos en una categoría de presbíteros, de los cuales había dos divisiones, una para enseñanza y otra para disciplina (IV, xi. 6). El sistema constituido de esta manera no realizaba sus funciones en virtud de un nombramiento legal, como en el catolicismo, sino en virtud de la presencia del Cristo vivo por el Espíritu (IV, ix. 1). Los principios del presbiterianismo calvinista podían lógicamente ser desarrollados sólo en Iglesias en las que la protección del Estado no se convirtiera en un predominio extraño. Sobre tal terreno se sintió con urgencia la necesidad de una organización independiente, subrayándose más fuertemente las normas de la Escritura. La falta de simpatía hacia la representación democrática, por parte de las comunidades hugonotes, se demostró por las desfavorables réplicas de varios sínodos nacionales a la propuesta de que la comunidad unida tuviera el derecho de voto. Por otro lado, la independencia fue duramente contestada, insistiéndose que ninguna regulación de una congregación individual podía entrar en conflicto con los artículos generales de la Iglesia y que el establecimiento y disciplina de pastores y ancianos sería efectuada por sínodos provinciales.

En Gran Bretaña y Estados Unidos.
El sistema calvinista se mantuvo más consistentemente en Escocia y en el presbiterianismo puritano que procedió de allí. Incluso en cuestiones de organización las Escrituras solas fueron tomadas como la base, siendo el único Señor y Rey de la Iglesia Cristo, en cuyo nombre toda autoridad eclesiástica sería ejercida a través de los tres oficios de ministros, ancianos y diáconos, cuyas funciones eran judiciales más que legislativas. Entre los reformados franceses el sistema de gobierno comprendía el consejo, presbiterio, sínodo provincial y sínodo general. Los miembros del presbiterio eran delegados por las sesiones y los miembros de los dos organismos más elevados por los presbiterios, siendo los pastores y laicos generalmente representados paritariamente. El presidente de todos esos organismos es usualmente denominado "moderador", al querer evitar cualquier título que indique control permanente en vista de la igualdad de todos los pastores y congregaciones. El moderador del consejo es el pastor y el oficial que preside los organismos más elevados puede también ser un anciano. Los principios presbiterianos antiguos fueron retenidos en las iglesias británicas y americanas más estrechamente que en cualquier otra parte y desde 1875 sus adherentes han formado la Alianza de Iglesias Reformadas que sostiene el sistema presbiteriano, cuyos concilios generales son igualmente cuatrienales. El conjunto de iglesias presbiterianas mantiene su posición cuidadosamente frente al episcopado y las iglesias independientes y sostiene que su sistema es legítimamente divino, aunque no necesario para la salvación.

Las iglesias reformadas.
La penetración del calvinismo en Holanda desde el sur tras 1555 dio a las congregaciones unidad y fuerza. La organización fue influenciada tanto por el sistema francés como por Johannes a Lasco y los principios básicos, que varían en diferentes provincias, quedaron establecidos por la conferencia de Wessel (1568), el sínodo de Bedburg (1570), el sínodo de Emden (1571) y los sínodos de Dort (1578, 1618–19), Middelburg (1581) y La Haya (1586). Los cuerpos gobernantes son el consejo (kerkenraad), el presbiterio regional y los sínodos provincial y nacional. Los oficiales son los "ministros de la palabra de Dios", ancianos y diáconos (añadiéndose generalmente los teólogos). Se escogen nuevos ancianos usualmente por el consejo y la junta de diáconos, pero con la característica peculiar de que en Holanda son elegidos por términos de dos años, por lo que la mitad de su número se escogen anualmente. A lo largo del bajo Rin, por otro lado, los presbiterios son organismos perpetuos sin referencia a los diáconos. En las regiones alemanas reformadas los elementos presbiterianos eclesiásticos se mezclan con los consistorios civiles. En todos los distritos reformados alemanes, como en los luteranos, la supervisión de las iglesias estaba esencialmente en manos de los consistorios oficiales y los superintendentes.

© No se permite la reproducción o copia de este material sin la autorización expresa del autor. Es propiedad de Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo
Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo c/ Villacarlos, 14 28032 - Madrid
info@iglesiapueblonuevo.es - Horario de culto: Domingo 11 horas
Inscrita en el Ministerio de Justicia con el número 015638