en la web en la Biblia
 
           
BREVES, BULAS Y BULARIOS
Guardar como Pdf Guardar como Pdf
Imprimir Imprimir
Enviar este enlace por e-mail a un amigo Enviar este enlace por e-mail a un amigo
Ver más Enciclopedia Ver más Enciclopedia
 

Breves, bulas y bularios son mandatos escritos del papa que difieren en forma, siendo la bula más solemne que el breve; los bularios son colecciones de ambas clases de documentos.

Bula de Alejandro VI sobre el reparto de Nápoles entre Francia y España. Archivo de Simancas (Valladolid)
Bula de Alejandro VI sobre el reparto de Nápoles
entre Francia y España.
Archivo de Simancas (Valladolid)
Al principio los obispos romanos sellaban los documentos con un anillo, pero desde finales del siglo sexto los sellos (bullæ), usualmente de plomo, comenzaron a usarse en todos los documentos públicos, mientras que para los demás se usaba la firma estampada en cera por el anillo. Desde el siglo XIII se ha usado el mismo método, con el apóstol Pedro echando una red en el mar (Mateo 4:18,19), de ahí que sea conocido como el "anillo del pescador" (annulus piscatoris). La más antigua bullæ tiene por un lado el nombre del papa y por el otro la palabra papa. La forma actual tiene en el anverso las cabezas de Pedro y Pablo con la inscripción S. P. A.—S. P. E. (es decir, Sanctus Petrus o Paulus Apostolus, Sanctus Petrus o Paulus Episcopus) y en el reverso el nombre del papa con su número. El hilo con el que se sujeta es de seda roja y amarilla o cáñamo. De la designación del sello, la palabra bula pasó al documento mismo.

La bula está escrita sobre pergamino fuerte; el breve sobre pergamino fino o papel. En lugar de tener el sello estampado, es emitido sub annulo piscatoris, que hasta el día de hoy es sólo un sello sobre el papel. Ambos comienzan en una forma invariable con el nombre del papa y una salutación. En el breve se añade el número al nombre, en la bula se pone el título Episcopus servus servorum Dei en lugar del número. Al final en el breve se especifican meramente el lugar y la fecha; la bula llevaba la fecha según los calendarios romano antiguo y cristiano y el año de reinado del papa. Para las bulas se usa la forma más solemne publicada en el consistorio (bullæ consistoriales). Son firmadas por el papa y los cardenales, enviándose no el original sino una copia autorizada (transcriptum). En las otras bulas (non consistoriales) el papa firma sólo la minuta, siendo firmado el documento completo por los diversos oficiales papales que ayudaron en su preparación. Los breves los firma sólo el secretario de breves. Los breves se elaboran de acuerdo a las normas especiales del departamento del secretariado o dataría apostólica y las bulas en la cancillería. León XIII simplificó el procedimiento en 1878, ordenando que las bulas distintas a las consistoriales se escribieran en escritura ordinaria sobre pergamino y fueran selladas sólo con un sello rojo que contenía las imágenes de Pedro y Pablo y el nombre del papa reinante.

Los breves y bulas más importantes están recogidos en colecciones conocidas como bularios. Las colecciones más antiguas contienen principalmente sólo un pequeño número. A éstas pertenecen: Bullæ diversorum pontificorum a Joanne XXII ad Julium III a bibliotheca Ludovici Gomes (Roma, 1550), que contiene sólo unos cincuenta documentos; otra desde Bonifacio VIII a Pablo IV (1559), con unos ciento sesenta; y otra desde Gregorio VII a Gregorio XIII (1579), con 723 documentos. El Magnum bullarium Romanum, que cubre el período desde León Magno al año 1585, se publicó en 1586 y desde entonces ha continuado en ediciones revisadas y completadas.

© No se permite la reproducción o copia de este material sin la autorización expresa del autor. Es propiedad de Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo
Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo c/ Villacarlos, 14 28032 - Madrid
info@iglesiapueblonuevo.es - Horario de culto: Domingo 11 horas
Inscrita en el Ministerio de Justicia con el número 015638