en la web en la Biblia
 
           
ABADÍA
Guardar como Pdf Guardar como Pdf
Imprimir Imprimir
Enviar este enlace por e-mail a un amigo Enviar este enlace por e-mail a un amigo
Ver más Enciclopedia Ver más Enciclopedia
 

Abadía es el nombre de una casa monástica bajo la regla de un abad o abadesa.

Abadía de Pomposa (Italia). Siglo X
Abadía de Pomposa (Italia). Siglo X
El nombre se aplica estrictamente solo a los establecimientos de aquellas órdenes que sus superiores ostentan tales títulos. Mientras que en el este la forma libre de un grupo de celdas esparcidas (conocida como laura) continuó junto a la morada común de una comunidad cenobita, en el oeste se desarrolló un estilo distintivo característico de arquitectura monástica. La planta actual del monasterio de Saint Gall (820) es típica de la construcción de los monasterios occidentales en la Edad Media antigua. El centro del grupo de edificios estaba ocupado por un espacio abierto rectangular, en cuya cara norte estaba la iglesia, mientras que en las otras tres se delineaba el claustro o ambulatorio, un pasaje abovedado abierto al lado interior, que servía como de medio de comunicación y lugar de ejercicio cuando el clima era intempestivo. Conectado con el claustro estaba el refectorio y la cocina, la sala capitular, en la que tenían lugar la lectura y exposición de la regla y el capítulo de faltas, el calefactarium o habitación de invierno y el parleatorium o habitación de huéspedes. En el piso superior, estaban el vestiarium, donde se guardaba la ropa, la biblioteca, el dormitorio, las habitaciones para los novicios y las estancias del abad, que se suponían eran accesibles desde el exterior sin pasar por el recinto, en el que no podían penetrar los extraños. La cocina tenía una apertura con la casa para la recepción de peregrinos y con los distintos edificios agrícolas, que usualmente formaban un rectángulo separado. Todo el grupo de edificios estaba rodeado por una muralla alta y sólida, que en algunos casos estaba fortificada contra los peligros de los rudos tiempos por torres y fuertes puertas. La zona de enterramiento de los monjes estaba también dentro de la clausura.

Este sistema se perpetuó, con ligeras modificaciones, a lo largo de la Edad Media, siendo los cistercienses quienes se adhirieron al mismo con mayor rigidez, tal como se puede apreciar en Clairvaux y Maulbronn. A veces se enriquecieron con decoración arquitectónica, como en los dobles refectorios de altas bóvedas de San Martín en París y de Maulbronn, o se adornaban con pinturas, como la famosa Última Cena de Leonardo da Vinci en el refectorio de Santa María delle Grazie en Milán. En las casas ocupadas por monjas faltaban los edificios agrícolas. La combinación de la vida comunitaria y ermitaña entre los cartujos demandaba mayor espacio, que se obtuvo por la añadidura de una estructura cuadrangular, comúnmente rodeada por un claustro con un espacio abierto o jardín, que contenía un cementerio en el centro y celdas individuales alrededor para los monjes. Las órdenes mendicantes insistieron en la simplicidad de los edificios como en las demás cosas, viéndose obligadas por su situación en las ciudades a una disposición más restringida. Las órdenes docentes añadieron un ala o establecimiento separado para sus alumnos. Los jesuitas abandonaron completamente la disposición tradicional y construyeron grandes casas palaciegas, mientras que los modernos monasterios se diferencian poco de otras grandes instituciones.

© No se permite la reproducción o copia de este material sin la autorización expresa del autor. Es propiedad de Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo
Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo c/ Villacarlos, 14 28032 - Madrid
info@iglesiapueblonuevo.es - Horario de culto: Domingo 11 horas
Inscrita en el Ministerio de Justicia con el número 015638