en la web en la Biblia
 
           
SCHAPPELER, CRISTOPH (1472-1551)
Guardar como Pdf Guardar como Pdf
Imprimir Imprimir
Enviar este enlace por e-mail a un amigo Enviar este enlace por e-mail a un amigo
Ver más Biografías Ver más Biografías
 

Cristoph Schappeler nació en Saint-Gallen, Suiza, en 1472 y murió allí el 25 de agosto de 1551.

Cristoph Schappeler
Nada se sabe de su educación, salvo que siguió la norma escolástica. Se matriculó en la escuela latina en Saint-Gallen, 1493-1513, siendo predicador en la principal iglesia en Memmingen, alta Suabia, 1513, donde con inusual elocuencia y vida recta se enfrentó al sacerdocio de la antigua fe, al igual que a los males públicos y privados. Al aproximarse la Reforma deliberadamente tomó su posicionamiento, alineándose con Zwinglio y sus colegas e introduciendo el movimiento en la ciudad. Subrayando la Biblia como fuente de fe y ordenanzas, atacó la misa, las pretensiones del papa y las órdenes de la Iglesia católica. Los escritos de los reformadores se difundían en el exterior, junto con copias de las Escrituras, especialmente del Nuevo Testamento; pero el consejo de la ciudad no pudo prevalecer con su interferencia, pues el movimiento había captado la imaginación de la gente. El 27 de febrero de 1524 el obispo de Augsburgo excomulgó a Schappeler, lo que causó una gran conmoción pública en Memmingen. El 7 de diciembre de 1524 administró la Cena en ambas especies y celebró el bautismo en lengua alemana. Finalmente tuvo lugar una disputación pública del 2 al 7 de enero de 1525, en la que Schappeler presentó su profesión de fe en siete artículos: Renuncia (1) a la confesión auricular; (2) a las súplicas a María y los santos; (3) la práctica de los diezmos; (4) el sacrifico de la misa, que ha de considerarse un memorial; (5) el purgatorio; (6) exigencia de que la Cena se celebre en ambas especies; (7) proclamación del sacerdocio universal de todos los creyentes. Abrumaba a sus adversarios con las Escrituras, a lo que siguieron resultados prácticos. El consejo de la ciudad, tras pedir consejo de otros eruditos en las ciudades vecinas, aprobó el matrimonio del clero, permitió a monjes y monjas abandonar los claustros, sometió a los sacerdotes a los impuestos y jurisdicción civil, prohibió el diezmo del laicado y abolió la misa. Schappeler atrajo no sólo un entusiasta seguimiento en la ciudad sino también entre los campesinos del territorio adyacente, que estaban oprimidos con cargas económicas y legales. Al ser el autor de los famosos Doce Artículos, tuvo una parte prominente en la inminente Guerra del Campesinado.

Mapa de la Guerra del Campesinado
Mapa de la Guerra del Campesinado
Su naturaleza suiza le reafirmó en su actitud hacia los problemas sociales y políticos. Desde el principio habló en favor de las clases bajas, acostumbrando a apelar, por encima de los cabezas del consejo, a la comunidad de ciudadanos en conjunto. La amonestación del consejo sólo le hizo más discreto. Desde el año 1523 se opuso vigorosamente al derecho de exigir los diezmos, aunque avisó repetidamente a los campesinos sobre el recurso a la violencia. Personalmente no tomó parte en el parlamento de delegados de los tres grupos de Algäu, Lago Constanza y Baltringen en 1525 en Memmingen, pero indudablemente procedió de él la demanda de que en el nuevo orden de cosas, tanto civil como eclesiástico, debería procurarse un fundamento en la ley divina. Aprobó plenamente la organización campesina para llevar a cabo las demandas teóricas. La propuesta para una unión cristiana de campesinos que su amigo y seguidor, Sebastian Lotzer, inútilmente había tratado de llevar a cabo, frustrada por la Liga de Suabia, se puede considerar plan de Schappeler. La autoridad de los Doce Artículos ha sido diversamente atribuida, parcialmente porque Schappeler posteriormente no los reconoció y parcialmente por el fracaso para detectar su parecido interior con los diez artículos sometidos por los campesinos de Memmingen al consejo del 23 de febrero al 3 de marzo de 1525, de los que los primeros parecen ser una versión ampliada y más refinada. No obstante, los diez artículos deben considerarse una sublimación de la instrucción pública continuada de Schappeler. Cuando se reunió el parlamento, 6 al 30 de marzo, se tomaron los diez artículos como fundamento de la unión cristiana, teniendo que ser revisados y fortalecidos mediante el apoyo de las Escrituras. Si Schappeler realizó esto por su propia iniciativa o fue impulsado por Lotzer u otros dirigentes a hacerlo, es algo incierto. En cualquier caso se llevaron a la imprenta. Se incorporaron dos elementos: la libertad eclesiástica y la liberación de cargas feudales intolerables. Más aún, la Liga Suaba, bajo el implacable Leonhard von Ech, rechazó toda discusión y en la confusión tomó ventaja un acariciado deseo de una invasión armada de la ciudad imperial, bajo la excusa de que Memmingen era el semillero de perturbación y Schappeler el principal agitador, debiendo ser castigada sangrientamente. Schappeler dejó la ciudad secretamente y halló refugio en Saint-Gallen. En 1532 la congregación procuró en vano mediante el consejo de la ciudad que regresara. Tras dos años el consejo consintió en la entrega de su biblioteca y una indemnización de cien florines. Posteriormente fue predicador en Luisibühl y St. Mang en Saint-Gallen.
© No se permite la reproducción o copia de este material sin la autorización expresa del autor. Es propiedad de Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo
Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo c/ Villacarlos, 14 28032 - Madrid
info@iglesiapueblonuevo.es - Horario de culto: Domingo 11 horas
Inscrita en el Ministerio de Justicia con el número 015638