en la web en la Biblia
 
           
OSIANDER, ANDREAS (1498-1552)
Guardar como Pdf Guardar como Pdf
Imprimir Imprimir
Enviar este enlace por e-mail a un amigo Enviar este enlace por e-mail a un amigo
Ver más Biografías Ver más Biografías
 

Andreas Osiander, reformador alemán, nació en Gunstenhausen, a 59 kilómetros al sudoeste de Nuremberg, el 19 de diciembre de 1498 y murió en Königsberg el 17 de octubre de 1552.

Andreas Osiander
Andreas Osiander
Estudió hebreo en la universidad de Ingolstadt, siendo ordenado sacerdote en 1520 y designado profesor de hebreo en el convento agustino en Nuremberg. En 1522 publicó una versión latina de la Biblia, mejorada en el texto original y con anotaciones marginales. Ese mismo año fue llamado como predicador a San Lorenzo, donde enseguida fue prominente en la Reforma protestante. Aunque el legado papal, Campegio, estaba en la ciudad, Osiander ofreció ambos elementos de la comunión a la reina Isabel de Dinamarca, hermana de Carlos V y de Fernando. En otra ocasión, durante la Semana Santa tronó contra el 'Anticristo de Roma'. Escribió una severa polémica en 1525 contra el franciscano Kaspar Schatzgeier, atacando la doctrina del sacrificio de la misa. En la controversia entre los reformadores sajones y suizos, Osiander se puso de parte de los primeros, enfrentándose a Zwinglio. En la conferencia en Marburgo convocada por Felipe de Hesse, Osiander se puso de nuevo con los representantes de Wittenberg contra los suizos. Su popularidad en Nuremberg se vio considerablemente dañada por sus incesantes y enconadas disputas con sus colegas. Sin embargo, Melanchthon, en 1537, exhortó al concilio a que enviara a Osiander a la asamblea en Esmalcalda, donde en un sermón se posicionó contra Lutero. Estuvo presente también en las importantes reuniones de 1540 en Hagenau y Worms. En este último lugar conoció a Calvino, quien se sintió ofendido por su indecorosa charla en la mesa. En 1542 el conde Ottheinrich del Palatinado Neuburg le invitó a introducir la Reforma en su territorio.

La actividad literaria de Osiander nunca cesó. En 1637 produjo una armonía de los evangelios. Como polemista contribuyó con La extraordinaria profecía (1527), una aguda réplica a los ataques de Eck, y con su Conjecturæ de ultimis temporibus, contra el papado. Su interés matemático y astronómico fue tal que Copérnico le invitó a hacer correcciones a su obra, De revolitionibus orbium cælestium (1543). Las discrepancias con los zwinglianos, por un lado, y las amenazas de otros protestantes, por otro, por la guerra de Esmalcalda, hicieron que la posición de Osiander en Nuremberg fuera insostenible. Tras el victorioso avance del ejército imperial, no quiso secundar el Interim, dejando la ciudad, para reaparecer poco después en Breslau. Entonces escribió al duque Alberto de Prusia, quien había sido ganado a la causa protestante por su predicación en Nuremberg y con quien había mantenido continua correspondencia. Sin esperar respuesta, llegó a Königsberg (1549) y aunque no tenía graduación académica, recibió una labor pastoral y un profesorado en la facultad teológica. Pronto estaba inmerso en disputas con sus colegas y los promotores del Interim. En el notorio tratado Von dem neuen Abgott und Antichrist zu Babel, volcaba su ira contra Roma y contra el Interim. El 24 de octubre de 1530 sucedió la disputa sobre la cuestión de la justificación por la fe, que proporcionó a los enemigos de Osiander motivo para atacarle. Osiander se oponía a la doctrina católica de la justificación por obras, estando de acuerdo con Lutero en subrayar la salvación sólo por la gracia de Cristo y la justificación por la fe. Sin embargo, permaneció firme, en la concepción mística de la misma, es decir, que la justificación consiste en la participación de la naturaleza divina por la fe.

Orden eclesiástico de 1533 para Brandenburgo-Ansbach
de Andreas Osiander
Las doctrinas de Osiander fueron entendidas con dificultad. Él afirmó que Lutero estaba de su lado. Sus oponentes presentaron una selección de los dichos de Lutero para probar lo opuesto y Osiander replicó en forma similar con su Excerpta quædam. El resultado de la disputa fue una brecha total entre Osiander y sus oponentes. Osiander fue entonces nombrado superintendente con funciones espirituales, pero Mörlin, su archi-enemigo, le negó el sacramento y sus colegas le retiraron su reconocimiento. El 5 de octubre de 1551, el duque envió una declaración de las opiniones de Osiander, junto con un relato de la disputa, a los príncipes y ciudades evangélicas de Alemania, solicitando que se debatiera la cuestión en sínodos. Toda la Alemania evangélica comenzó a agitarse. En Nuremberg, especialmente, el debate fue caldeado. En Stettin, Peter Artopöus y el médico G. Curio apoyaron las ideas de Osiander, pero fuera de Prusia la oposición fue casi unánime. La objeción se centraba en el peligroso misticismo de la esencia divina; por otro lado, el énfasis en la naturaleza divina de Cristo, en conexión con la separación del perdón del pecado de la justificación, parecía despreciar la humanidad de Cristo y disminuir su mérito; además identificaba justificación con regeneración. Osiander replicó a la presentación de la moderada opinión de Melanchthon con un tempestuoso tratado, Widerlegung der ungegründeten undienstlichen Antwort Philippi Melanchthoni (1552). Respondió a varios ataques al unísono, en el agudo, pero ordinario, Schmeckbier (1552). Murió en medio del conflicto que continuó durante varios años tras su muerte, a pesar de los esfuerzos del duque para restaurar la paz.
© No se permite la reproducción o copia de este material sin la autorización expresa del autor. Es propiedad de Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo
Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo c/ Villacarlos, 14 28032 - Madrid
info@iglesiapueblonuevo.es - Horario de culto: Domingo 11 horas
Inscrita en el Ministerio de Justicia con el número 015638