en la web en la Biblia
 
           
DILLER, MICHAEL († 1570)
Guardar como Pdf Guardar como Pdf
Imprimir Imprimir
Enviar este enlace por e-mail a un amigo Enviar este enlace por e-mail a un amigo
Ver más Biografías Ver más Biografías
 

Michael Diller (Dilherr) nació probablemente en la diócesis de Spira, Alemania, en la primera parte del siglo XVI y murió en Heidelberg en 1570. Se matriculó en Wittenberg en 1523 y poco después de 1529 era prior del monasterio agustino en Spira, predicando allí con frecuencia. Siendo alumno de Wittenberg predicó la justificación desde un punto de vista estrictamente evangélico, aunque evitó la polémica. Pronto se ganó la confianza de los ciudadanos de Spira y en 1538 el consejo municipal, reconociendo la necesidad de proporcionar predicación evangélica regular para impedir al pueblo, que dejaba el servicio católico, que se "hundiera en la depravación", solicitó a Diller que celebrara servicios regulares en su iglesia. En 1540 el obispo conoció lo que estaba sucediendo y le mandó que cesara inmediatamente, aunque se vio obligado a ceder ante el rechazo de Diller que estaba protegido por el consejo. En enero de 1541 el emperador Carlos V visitó Spira y prohibió al consejo permitir a Diller que predicara, ya que "predicaba la justificación y buenas obras según la manera nueva." Diller, que había dejado la ciudad antes de la llegada de Carlos, defendió su causa ante el consejo y continuó su actividad tras la partida del emperador. Hasta entonces Diller no hecho cambios en la forma de servicio, pero antes de Pascua de 1543 predicó contra la misa y demandó que la copa fuera dada a los laicos. El obispo en vano pidió al consejo que interfiriera y parece que Diller administró el sacramento en ambas especies. Durante la asistencia del emperador a la dieta de Spira (enero-junio, 1544), Diller se ausentó de la ciudad, pero retomó su actividad con ardor renovado tras la clausura de la dieta. El consejo, animado por el curso de los acontecimientos en la dieta, no sólo lo protegió, sino que también decidió proporcionarle un ayudante.

El éxito del emperador en la Guerra de Esmalcalda acabó con la obra de Diller y la predicación evangélica en Spira. Carlos V de nuevo visitó la ciudad y Diller se vio obligado a salir. Fue a Basilea y en 1553 aceptó una invitación de Neuburg como predicador de la corte del palgrave Ottheinrich. Allí, en 1554, cooperó en la introducción del orden eclesiástico. Cuando Ottheinrich fue elector del Palatinado en 1556, Diller lo siguió a Heidelberg y colaboró con Marbach y Stolo en la preparación de un orden eclesiástico, luterano en tipo, que fue adoptado el 4 de abril de 1556. También ayudó en el orden eclesiástico de Baden de 1556, tomando parte el mismo año en las visitaciones eclesiásticas en el alto Palatinado y en el margraviato de Baden, siendo uno de los miembros más influyentes del consejo designados para dirigir la iglesia del Palatinado. El elector Federico III, que sucedió a Ottheinrich en 1559, tuvo igualmente plena confianza en Diller. Durante las controversias doctrinales del período trabajó por la paz. Rechazado por Hesshusen y sus simpatizantes, se alineó más y más con los reformados, especialmente en la conferencia de Maulbronn en 1564, aunque a partir de entonces raramente apareció en público. No parece haberse involucrado en actividad literaria.

© No se permite la reproducción o copia de este material sin la autorización expresa del autor. Es propiedad de Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo
Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo c/ Villacarlos, 14 28032 - Madrid
info@iglesiapueblonuevo.es - Horario de culto: Domingo 11 horas
Inscrita en el Ministerio de Justicia con el número 015638