en la web en la Biblia
 
           
CARLSTADT, ANDREAS RUDOLF BODENSTEIN VON (c. 1480-1541)
Guardar como Pdf Guardar como Pdf
Imprimir Imprimir
Enviar este enlace por e-mail a un amigo Enviar este enlace por e-mail a un amigo
Ver más Biografías Ver más Biografías
 

Andreas Rudolf Bodenstein von Carlstadt (Karlstadt, Carolstadt) nació en Karlstadt, a 22 kilómetros al noroeste de Würzburgo, Baviera, hacia 1480 y murió en Basilea el 24 de diciembre de 1541.

Andreas von Carlstadt
La creencia de que realizó sus estudios académicos en universidades extranjeras yace en una confusión con su último viaje a Roma. En el invierno de 1499-1500 se matriculó en la universidad de Erfurt, donde permaneció hasta 1503, trasladándose luego a Colonia. En 1504 volvió a la recién creada universidad de Wittenberg, en la que adquirió fama como maestro de filosofía. Era un celoso adherente del escolasticismo, defendiendo la autoridad indisputable de Tomás de Aquino.

Preparación y vida hasta 1518.
Hacia 1510 había obtenido todos los títulos académicos. En 1508 recibió una canonjía en la iglesia colegiata de Wittenberg y en 1510 era archidiácono, predicando en la misa una vez por semana y enseñando en la universidad. En 1515 se fue de Wittenberg sin permiso de la universidad y del elector, yendo a Roma donde estudió derecho obteniendo una licenciatura, esperando obtener la prelacía en Wittenberg para la que hacía falta preparación forense. Pero a su regreso no pudo hacerse con el cargo. Su viaje a Roma provocó una ruptura con el escolasticismo. La evidencia de la mundanalidad del papado que vio en Roma, pudo ser el factor principal en el cambio de sus conceptos religiosos. Sus 151 tesis de septiembre de 1516 contienen la sustancia fundamental de su posterior teología. Combate a los escolásticos y a Aristóteles (tesis xxxvii, cxliii), e incluso se anticipa a Lutero, fundándose en Agustín, sobre la incapacidad de la voluntad para allegarse a Dios, atribuyendo la obra de la redención exclusivamente a la gracia divina. Aunque no se puede asumir una dependencia directa de Carlstadt sobre Lutero, sí se puede inferir que ambos se influyeron mutuamente desde 1516, aunque nunca existió un lazo de amistad personal que les uniera.

Evolución en su enseñanza.
En la primavera de 1518 publicó una completa colección de sus tesis, con ocasión del ataque de Eck a las Noventa y Cinco Tesis de Lutero. Ahí afirma que la Biblia es la autoridad absoluta del conocimiento religioso, adhiriéndose a su interpretación literal. En junio y julio tuvo lugar una disputación entre Carlstadt y Eck, y aunque el primero estuvo siempre a la par con la inteligencia dialéctica de su oponente, cada vez era más consciente de la imposibilidad de reconciliar sus convicciones con la doctrina de la Iglesia católica. Subrayó más y más la eficacia de la gracia divina en la redención de la humanidad, escribiendo tratados polémicos contra las doctrinas de la justificación por las obras y contra las indulgencias. En 1521 a invitación del rey Cristian II de Dinamarca ayudó a establecer leyes eclesiásticas, pero tras una semanas en Copenhague tuvo que desistir ante la resistencia de nobles y clérigos. En junio fue de nuevo a Wittenberg, donde expresó sus ideas sobre la Cena en el tratado Von den Empfahern Zeichen und Zusag des heiligen Sacraments. En el mismo todavía se adhiere a la presencia corporal de Cristo en el sacramento, pero contemplándolo sólo como una señal de la promesa divina. En otro tratado sitúa la interpretación espiritual de la Escritura junto a la explicación literal, penetrando la primera su sentido más profundo y descansando sobre la interpretación divina. Aquí se aprecian lazos de unión entre sus ideas y las de los entusiastas.

Anna von Mochau, esposa de Andreas von Carlstadt
La Reforma en Wittenberg, 1521-22.
La actitud de Carlstadt en los disturbios de Wittenberg y su actuación durante la estancia de Lutero en Wartburgo han sido presentados frecuentemente bajo una luz errónea. Cuando los agustinos en octubre de 1521 rechazaron la misa y exigieron la administración de la Cena en ambas especies, la universidad señaló una comisión de cuatro teólogos, entre los que estaba Carlstadt, para investigar el asunto. Contra el ataque más decidido de Melanchthon, Carlstadt concedió que la abolición de la misa solo podría lograrse con el consentimiento de la magistratura. Una carta, con el mismo espíritu y firmada por siete profesores, fue enviada al elector. Como la excitación no se aquietaba, Carlstadt intentó acallarla subrayando que el evangelio es la guía apropiada en todas las acciones. Sin embargo, los disturbios continuaron hasta Navidad, cuando administró la Cena en ambas especies. Su acción fue aprobada por todos los evangélicos. Desde este momento fue tácitamente reconocido como el dirigente del movimiento reformador en Wittenberg. Pero no se detuvo en la reforma de la Cena. A finales de 1521 y comienzos de 1522 la confesión auricular, la elevación de la hostia y los mandatos sobre el ayuno fueron abolidos. El 19 de enero de 1522 se casó. Al ser informados de los sucesos en Wittenberg llegaron los denominados profetas de Zwickau, pero Carlstadt se mantuvo distante, comenzando a escribirse con Thomas Münzer sólo a finales de 1522. Continuó con sus reformas en entera conformidad con el Consejo de Wittenberg, que él consideró la suprema autoridad en asuntos eclesiásticos. Pronto comenzó la batalla contra las imágenes en las iglesias, en lo que fue apoyado por el Consejo. Algunos excesos que ocurrieron fueron condenados tanto por Carlstadt como por el Consejo. Esos cambios eclesiásticos provocaron el desagrado de Federico el Sabio, quien estaba especialmente ofendido por la abolición de la misa. Carlstadt y Melanchthon fueron citados para dar cuentas, mostrándose este último sumiso y prometiendo el primero, en febrero de 1522, renunciar a innovaciones añadidas a las que se habían llevado a cabo, que él consideraba esenciales. Pero Federico deseaba la rehabilitación completa de los antiguos usos eclesiásticos. El curso de los acontecimientos hizo imposible que Lutero se quedara en Wartburgo. No concordaba con Carlstadt en el extremismo de sus medidas, creyendo que debía mostrase tolerancia hacia el débil. Tras su llegada a Wittenberg el 6 de marzo pudo detener la posición dominante de Carlstadt y frenar sus reformas. La Cena en una especie fue restaurada, así como la elevación de la hostia. Carlstadt permaneció como profesor de la universidad, pero perdió toda su influencia. Al verse privado de la posibilidad de influencia práctica se dedicó a la teología especulativa. Sus ideas eran místicas, pero a diferencia de los auténticos místicos, no estaba satisfecho con el rapto contemplativo de la unión del alma con Dios, estableciendo normas éticas para la realización práctica de sus nuevas convicciones. En su deseo de quitar de en medio toda mediación en la comunicación espiritual entre Dios y el hombre, negó el carácter indeleble de las órdenes sagradas y ni siquiera reconoció el ministerio como una profesión especial. Tras 1523 se denominó a sí mismo "ein neuer Lai," quitándose sus ropas eclesiásticas y viviendo durante algún tiempo como un campesino en Segrena, cerca de Wittenberg, con parientes de su esposa.

En Orlamünde.
En 1524 fue predicador en Orlamünde, donde efectuó la reforma del culto de la iglesia, tal como había hecho dos años antes en Wittenberg. Expuso el libro de los Hechos diariamente a su congregación y el evangelio de Juan los domingos y fiestas. Con el paso del tiempo llegó a la conclusión de que el bautismo y la Cena no eran sacramentos. Al mismo tiempo atacó la misa duramente. Contra Lutero escribió Verstand des Worts Pauli Ich begeret ein Verbannter sein. Sin mencionar el nombre de Lutero muestra las peligrosas consecuencias a las que el principio de la tolerancia hacia el débil puede llevar. Parte de su escritos controversiales, subrayan la necesidad de la devoción personal y la santificación.

Portada de Ursachen das And:
Carolstadt ein zeyt still geschwigen
, Jena 1523
Dificultades de su vida posterior.
Carlstadt no derivó sus principios sociales y políticos de sus ideas teológicas. Cuando las medidas revolucionarias de Münzer en Allstädt se tornaron amenazantes, Carlstadt le avisó, induciendo a la gente de Orlamünde a separarse de los de Allstädt. Sin embargo, los puntos de diferencia entre Wittenberg y Orlamünde eran tan considerables que la universidad tomó medidas efectivas contra Carlstadt. Lutero se encontró con él en Jena en agosto de 1524 y de allí siguió a Orlamünde, pero no tuvo éxito en solventar las dificultades. En septiembre Carlstadt con su familia, sus seguidores Martin Reinhard, predicador en Jena y Gerhard Westerburgm su cuñado, fueron expulsados del territorio del elector. Comenzaba un tiempo de dificultades y peligros, pero durante el mismo desarrolló una extraordinaria cualidad como escritor. La creencia en la presencia corporal de Cristo en la Cena es una contradicción con los presupuestos fundamentales de la doctrina cristiana. Encontró simpatizantes de estas ideas no sólo entre el pueblo sino también entre el clero. En octubre de 1524 viajó a Estrasburgo, viviendo luego temporalmente en Heidelberg, Zurich, Basilea, Schweinfurt, Kitzingen y Nördlingen. Fue activo durante un tiempo considerable en Rothenburg sobre el Tauber, donde sus sermones arrastraban a la mayoría de los ciudadanos. Fue en esa época en la que estalló la Guerra del Campesinado en esa localidad. Carlstadt fue enviado como representante ante los campesinos, lo que provocó su impopularidad entre ellos. Tras la derrota de los campesinos alemanes y la captura de Rothenburg por el margrave Casimiro, Carlstadt escapó de la localidad con dificultad. El colapso de sus esperanzas quebrantó su poder de resistencia. Escribió humildemente a Lutero para que le facilitara el camino de vuelta a Sajonia. Lutero se apiadó de él y Carlstadt regresó a Wittenberg tras haber renunciado en alguna medida a su doctrina sobre la Cena, pero no podía enseñar ni predicar. Vivió primero en Segrena y tras 1528 en Bergwitz, donde se tuvo que ganar la vida como campesino. Antes de acabar el año estaba sumido en la más absoluta pobreza, por lo que tuvo que trasladarse a la pequeña localidad de Kemberg y hacerse cargo de un pequeño almacén. Pronto se arrepintió de su retractación y tuvo que huir. En marzo de 1529 estaba con Melchior Hoffmann, el anabaptista, en Holsten. Siendo expulsado de allí también vagó con Hoffmann hasta Frisia oriental, donde se quedó hasta comienzos de 1530 reuniendo un gran número de adherentes. De allí se fue a Suiza, donde fue bondadosamente recibido por Zwinglio, quien le concedió una posición como predicador en Zurich. En septiembre de 1531 era predicador en Altstätten, en el valle del Rin, pero la desafortunada batalla en Cappel del 11 de octubre le obligó tras unos pocos meses a regresar a Zurich, donde vivió en estrecha amistad con los reformadores de esa ciudad. Los predicadores de Zurich se pusieron de su lado cuando Lutero renovó sus ataques. En 1534 fue llamado a Basilea como predicador y profesor de la universidad. Aquí se enfrentó con Myconius, poniéndose el pueblo de parte de Carlstadt, pero él se distanció de sus amigos de Zurich. En 1536 acabó su última tarea, cuando el gobierno de Basilea le envió con Grynæus a Estrasburgo para negociar con los teólogos de esa ciudad una reconciliación con los de Wittenberg sobre la cuestión de la Cena. Mostró un espíritu conciliador que no recibió aprobación de los teólogos suizos.

Escritos.
Los primeros escritos de Carlstadt, De intentionibus (1507) y Distinctiones sive formalilates Thomistæ (1508), muestran una naturaleza escolástica. Su viaje a Roma originó su tratado Von päpstlicher Heiligkeit (1520), en el que criticaba los abusos del papado. En De canonicis scripturis (1520) expresa los resultados de sus investigaciones sobre el Antiguo y Nuevo Testamento; muestra un espíritu independiente y crítico, pero respeta la autoridad del sentido literal. En 1521 aparecieron Von den Empfahern Zeichen und Zusag des heiligen Sacraments y Von Gelübden Unterrichtung; en este último defiende la abolición de los votos monásticos, especialmente el del celibato. En septiembre de 1521 apareció De legis litera sive carne et spiritu, en el que propone por vez primera un principio enteramente nuevo de interpretación que se convertiría en fundamental en el desarrollo posterior de su teología: la interpretación espiritual de las palabras de la Biblia. Contra las imágenes en las iglesias escribió en 1522 Von Abthuung der Bilder. En 1524 publicó Priestertum und Opfer Christi. Tras su expulsión de Sajonia en 1524 apareció el más extremista de sus escritos Ob man gemach faren soll, en el que niega la presencia corporal de Cristo en la Cena y Anzeig etlicher Hauptartikel christlicher Lehre, que contiene un resumen completo de sus ideas. Combate la posición central que la noción de pecado había adquirido en la teología de Lutero y subraya la necesidad de que la libertad y justicia cristiana produzcan frutos y buenas obras.

© No se permite la reproducción o copia de este material sin la autorización expresa del autor. Es propiedad de Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo
Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo c/ Villacarlos, 14 28032 - Madrid
info@iglesiapueblonuevo.es - Horario de culto: Domingo 11 horas
Inscrita en el Ministerio de Justicia con el número 015638