en la web en la Biblia
 
           
BUCERO, MARTIN (1491-1551)
Guardar como Pdf Guardar como Pdf
Imprimir Imprimir
Enviar este enlace por e-mail a un amigo Enviar este enlace por e-mail a un amigo
Ver más Biografías Ver más Biografías
 

Martin Bucero nació en Schlettstadt, a 42 kilómetros al sudoeste de Estrasburgo, el 11 de noviembre de 1491 y murió en Cambridge el 28 de febrero de 1551.

Martin Bucero
Primeros años en la causa protestante.
Recibió su primera educación en la excelente escuela latina de su ciudad natal y en 1506 ingresó en los dominicos. En 1517 fue a Heidelberg, donde estudió a los humanistas, la Biblia y también los escritos de Lutero, de quien tuvo conocimiento personal en 1518 y con quien comenzó a escribirse en 1520. Cayó en sospecha de los de su orden de favorecer la causa evangélica, siendo acusado ante Roma, por lo que dejó el monasterio en 1520 para evitar mayores dificultades, convirtiéndose en asociado de Hutten y Sickingen. Este último le llamó para la labor pastoral en Landstuhl, casándose el mismo año y siendo uno de los primeros sacerdotes en romper su voto de celibato. Cuando Sickingen fue derrotado por el elector de Tréveris, Bucero tuvo que dejar la ciudad y durante un año ejerció como predicador evangélico de Wissenburg, en Alsacia, respaldado por el consejo y los ciudadanos, aunque fue atacado por los franciscanos. En 1523 fue a Estrasburgo, donde la Reforma ya estaba progresando. Junto con Zell, Capito y Hedio, fue el alma de la Reforma en Estrasburgo, ejerciendo una actividad reformadora y organizadora, no sólo en Alsacia sin también en diversos países, por medio de la predicación, cartas, viajes, escritos y relaciones personales con eclesiásticos y hombres de Estado. Fue pastor de Santa Aurelia entre 1524 y 1531 y de Santo Tomás entre 1531 y 1540, siendo en 1540 presidente del recién fundado consejo de iglesia que era la autoridad eclesiástica suprema en Estrasburgo.

La Reforma en Estrasburgo.
Como portavoz espiritual de los ciudadanos de Estrasburgo, que eran activos en la Reforma, y como dirigente de los ministros evangélicos compareció ante el consejo, que procedió cautamente. Consumó la abolición de la misa el 20 de febrero de 1529, por un decreto de los asesores laicos, lo que significaba la introducción de la Reforma en la ciudad imperial de Estrasburgo de manera oficial. Pero mucho antes de esto ya había comenzado la reorganización del servicio divino y la vida eclesiástica. El Ordnung und Inhalt deutscher Messe (1524) de Bucero era típico del orden reformado de adoración. Dedicó especial atención a la catequesis y publicó tres catecismos entre 1524 y 1544, a la vez que por la ordenanza de 1534 introducía el presbiterio laico en Estrasburgo, inaugurando la confirmación en esa ciudad en 1539. Junto con su amigo Johannes Sturm puso los fundamentos del sistema educativo protestante en Estrasburgo, fundando el gymnasium en 1538 y el seminario en 1544. A causa de la disciplina eclesiástica se opuso rotundamente a los anabaptistas y radicales tales como Carlstadt, Hetzer, Denk, Sebastian Franck, Schwenckfeld, Melchior Hoffmann y Clemens Ziegler. Aparte de Estrasburgo, Bucero introdujo la Reforma en Hanau-Lichtenberg (1544), mientras que Württemberg, Baden, y especialmente Halle, le deben mucho a él. Para el elector de Colonia, el arzobispo Hermann de Wied, Bucero junto con Melanchthon, compuso un orden de reforma (1543). Su influencia incluso llegó tan lejos como Bélgica, Italia y Francia.

Conferencia de Marburgo sobre la Cena
Esfuerzos para reconciliar a Lutero y Zwinglio.
La actividad de Bucero en cuanto a la organización eclesiástica se trata muy ligeramente en la mayoría de las obras sobre la historia de la Iglesia, que subrayan sus esfuerzos para unir a las dos principales corrientes de la reforma y especialmente en sus esfuerzos para reconciliar a Lutero y Zwinglio en la controversia eucarística. Cuando Carlstadt tuvo que salir de Estrasburgo en 1524, Bucero escribió una carta a Lutero en nombre de los ministros de Estrasburgo en la que manifestaban su posición hacia Carlstadt. Sobre el sacramento del altar enseñaban que el pan es el cuerpo de Cristo y el vino su sangre, pero habría que dar mayor importancia a la conmemoración de la muerte de Jesús que a la cuestión de qué se come y bebe. Al principio Lutero respondió de modo tranquilizador, pero en su obra Wider die himmlischen Propheten (1525) atacó a los teólogos de Estrasburgo. Estos últimos hicieron un envío para apaciguar a Lutero, pero él subrayo la presencia corporal de Cristo en la Cena más que nunca, instándoles a que no se dejaran engañar por la luz de la razón. De esta manera, los de Estrasburgo se vieron más y más desplazados hacia el lado de los suizos, en lo que a la doctrina del sacramento se refiere. En la disputación de Berna de 1528, Bucero conoció personalmente a Zwinglio, con quien se había escrito en 1523. Lutero de nuevo atacó a sus oponentes en su Grosses Bekenntnis vom Abendmahl (1528), pero Bucero no perdió la esperanza de llegar a un entendimiento mediante un encuentro personal. Junto con el landgrave Felipe de Hesse, que estaba animado por el mismo interés en la unión y acuerdo entre los protestantes, organizó la Conferencia de Marburgo en 1529. Sobre la cuestión de si el verdadero cuerpo y sangre de Cristo están presentes en el sacramento no se llegó a un acuerdo, sin embargo cada parte mostraría amor cristiano hacia la otra, hasta donde su conciencia se lo permitiera. Bucero visitó a Lutero en Coburgo en septiembre de 1530, recibiendo la promesa de examinar una nueva confesión que Bucero iba a preparar. Bucero se encargó de inducir a los protestantes, al menos los del sur de Alemania, a preparar una declaración que aproximadamente satisficiera a Lutero, ya que los suizos se oponían a todo esfuerzo, siendo un incentivo adicional la actitud amenazante del emperador hacia los protestantes en ese momento.

La Concordia de Wittenberg.
El resultado de esos esfuerzos fue la Concordia de Wittenberg, que se logró con Lutero en 1536 por una delegación de teólogos de Alemania septentrional bajo la dirección de Bucero. En esta Concordia se hizo la concesión a Lutero de que el cuerpo y sangre de Cristo están verdadera y esencialmente presentes con el pan y el vino y son dados y recibidos, siendo la única modificación de que el indigno, pero no el incrédulo, recibe de hecho el cuerpo de Cristo. Mediante este acuerdo se alcanzó una cierta clase de entendimiento teológico entre Lutero y los alemanes del sur, pero la ruptura entre Bucero y los suizos fue total.

Martin Bucero
Una crítica de la actitud de Bucero en la Controversia.
Sean cuales sean los juicios que se hagan a los esfuerzos de Bucero por la unión, especialmente en la controversia eucarística, la honestidad de su intención y su celo por servir a la Iglesia, está más allá de toda disputa. Sus tácticas diplomáticas no ayudaron siempre a inspirar confianza, ofendiendo a otras facciones además de a Lutero. Bucero mismo reconoció que no siempre había actuado en manera discreta. El asunto de la controversia en conjunto fue de menos interés para Bucero que para Lutero, de ahí la rapidez de aquél en hacer concesiones e incluso nuevas formulaciones. El verdadero éxito de sus esfuerzos fue que los alemanes del sur no solo fueron inducidos a hacer causa política común con los alemanes del norte, sino también a ser inducidos a la comunión con el luteranismo, a pesar de su peculiar doctrina de la Cena. El hecho de que Melanchthon, influenciado parcialmente por Bucero, tomara una posición intermedia, acercándose así a Calvino, fue un hecho de gran importancia para la futura formación de la Iglesia evangélica en Alemania. El resultado de la Guerra de Esmalcalda y la derrota de los protestantes (1547), dio al emperador la oportunidad de resolver las perturbaciones religiosas mediante el Interim de Augsburgo en 1548, que fue aceptado por la mayoría de la intimidada dieta y fue impuesto sobre la ciudad de Estrasburgo. Bucero, y su colega más joven Paulus Fagius, se opusieron enérgicamente por el fundamento romanizante del documento. Pero cuando el consejo, obligado por la circunstancias, aceptó el Interim, Bucero percibió que no podía quedase más en Estrasburgo y se marchó a Inglaterra junto con Fagius, adonde había sido invitado por Thomas Cranmer, arzobispo de Canterbury y alma de la Reforma en Inglaterra.

Bucero en Inglaterra.
En abril de 1549 llegaron a Londres, entrevistándose con Cranmer y el rey Eduardo VI. Éste deseaba que tradujeran la Biblia del original al latín, para que sirviera como base de la versión inglesa para el pueblo. A finales del verano de 1549, Bucero y Fagius fueron a Cambridge como maestros y ayudantes en la educación de candidatos al ministerio. Fagius llegó primero, pero murió de unas fiebres en noviembre de 1549. En enero de 1550 Bucero comenzó sus clases en Cambridge, que tuvieron gran cantidad de alumnos, algunos de los cuales ejercerían una poderosa influencia en la Iglesia anglicana. Bucero examinó el Libro de Oración Común, lo que le indujo a una disputación pública el 8 de agosto de 1550, exponiendo la oposición entre los obispos ingleses (que todavía dependían de Roma) y los principios evangélicos. A petición del joven rey, Bucero escribió De regno Christi, que preparó en menos de tres meses. Esta obra pretendía enseñar la verdadera naturaleza del reino de Dios y los medios por los que se podría establecer en un país como Inglaterra. Ésta fue la última obra de Bucero.

Muerte de Bucero.
Apenas había expresado el rey su calurosa aprobación y la universidad le había concedido el grado de doctor en teología incondicionalmente, cosa que nunca antes había sucedido, cuando Bucero murió tras una corta enfermedad. Fue enterrado con grandes honores en la iglesia principal en Cambridge, pero en 1556 su cuerpo fue exhumado y quemado públicamente. Cuatro años después la reina Isabel I honró de nuevo su memoria.

© No se permite la reproducción o copia de este material sin la autorización expresa del autor. Es propiedad de Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo
Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo c/ Villacarlos, 14 28032 - Madrid
info@iglesiapueblonuevo.es - Horario de culto: Domingo 11 horas
Inscrita en el Ministerio de Justicia con el número 015638