en la web en la Biblia
 
           
2 Corintios
Guardar como Pdf Guardar como Pdf
Imprimir Imprimir
Enviar este enlace por e-mail a un amigo Enviar este enlace por e-mail a un amigo
Ver más Un paseo por el Nuevo Testamento Ver más Un paseo por el Nuevo Testamento
 

Folio del papiro 46, conteniendo el pasaje correspondiente a la segunda de corintios 11:33–12:9

Contenido

2 Corintios se puede dividir en tres partes:

Análisis de la relación de Pablo con los corintios (1:1-7:16). Tas la usual introducción (1:1-11) el apóstol se vindica con respecto al cambio en su proyectada visita y con respecto a lo que había escrito sobre el ofensor (1:12-2:13). Tras ello acomete la discusión del apostolado. En primer lugar, considera el cargo de apóstol, comparando el ministerio de la ley y el del evangelio (3:6-18) y vindica su posición como apóstol del nuevo pacto (2:14-3:5; 4:1-6). Luego trata de los sufrimientos de un apóstol, que están inseparablemente relacionados con su obra, aunque están aliviados por la esperanza de la gloria futura (4:7-5:10). Después pasa revista a la vida de un apóstol, que halla su motivo impulsor en el amor de Cristo, tiene su fundamento espiritual en la vida del Redentor y está marcada por los sufrimientos, deshonra y pobreza por un lado; pero también por la paciencia y bondad, conocimiento y rectitud, por otro (5:11-6:10). Hace una apelación para que los corintios le hagan hueco en sus corazones y no se unan en yugo desigual con los incrédulos (6:11-7:4). Finalmente, el apóstol dice a los corintios que ha sido consolado grandemente por la llegada de Tito, quien ha disipado los temores que expresaba en la anterior carta (7:5-16).

Colecta para los cristianos de Judea (8:1-9:15). El apóstol presenta a los corintios el ejemplo de los macedonios, que dieron abundantemente para los pobres en Jerusalén (8:1-7), poniendo el ejemplo de Cristo que se hizo pobre para que los corintios puedan ser enriquecidos (8:8-15). Les recomienda a Tito y los dos hermanos que fueron enviados con él para la colecta (8:16-24), exhortándoles a dar abundantemente para esta digna causa (9:1-15).

Vindicación del apostolado de Pablo (10:1-13:14). En esta parte Pablo trata directamente con sus oponentes. Antes de nada señala que el ministerio que se le ha encomendado también se extiende a los corintios (9:1-18). Luego replica a sus oponentes que ha sido perfectamente leal a la causa de Cristo (11:1-6), que no ha engañado a los corintios, habiendo rehusado ayuda de ellos (11:7-15), teniendo cosas más grandes de las que gloriarse que las que ellos pueden jactarse (11:16-12:10) y que nunca ha sido su propósito sacar ganancia de los corintios (12:11-18). Finalmente da advertencias en vista de su segunda visita y termina con salutaciones finales y una bendición (12:19-13:13).

Características

2 Corintios es la más personal y la menos doctrinal de las cartas de Pablo, con excepción de Filemón. No falta el elemento doctrinal, hallando cabida las verdades de la salvación, igual que en las otras cartas del apóstol; pero aunque aparecen en su contenido tienen un lugar subordinado, eclipsado por el elemento personal, en el que se aprecia el corazón del apóstol, con todos sus estados de ánimo, de valor y ansiedad, de amor y aversión, de esperanza y decepción.

La segunda característica de esta carta está relacionada con la precedente; es la menos sistemática de las cartas de Pablo, difiriendo grandemente de Romanos y 1 Corintios. Esta irregularidad se debe a que en la carta no se halla una calmada disertación de temas doctrinales o de ciertas fases de la vida cristiana sino una apasionada defensa contra acusaciones, calumnias e insinuaciones injustas. Por más humilde que el apóstol pueda ser, considerándose el más pequeño de todos los santos, se ve obligado a jactarse de sus sufrimientos y de su obra.

Composición

Mapa del Nuevo Testamento - Corinto
Para entender el motivo por el que Pablo escribió la carta es preciso relacionarla con la primera a los corintios. Temiendo que pudieran ser mal entendidas sus palabras y que la carta creara una falsa impresión, debido a su severidad sobre las divisiones en Corinto y el caso de la persona incestuosa, se ve en la obligación de escribirles de nuevo.

Poco después de enviar 1 Corintios, Pablo salió de Éfeso para Troas, donde una espléndida oportunidad se le ofrecía para la obra. Pero quedó perturbado al haber esperado encontrar allí a Tito con noticias de Corinto, lo que provocó su ansiedad, partiendo para Macedonia para encontrarse con su amado colaborador (2 Corintios 2:12-13). Pero en Macedonia continuó su estado de ansiedad (7:5) hasta la llegada de Tito (7:6) que le produjo gozo y acción de gracias. Pero su alegría no fue completa, porque las noticias de Tito no eran del todo favorables. La congregación de Corinto se había tomado muy en serio los avisos e instrucciones de la carta anterior y las palabras de reprobación habían causado una profunda impresión en ellos, contristando sus corazones, llenándolos de tristeza, pero una tristeza que había guiado al arrepentimiento. De ahí que Pablo se regocijara (7:7-16). Pero los enemigos de Pablo habían incrementado su siniestra obra, procurando socavar la autoridad del apóstol, al acusarle de voluble y vacilante (1:15-24), que estaba dominado por motivaciones carnales (10:2), que era atrevido en la distancia, pero cobarde en la cercanía (10:10), que engañaba a los corintios aunque no recibiera apoyo de ellos (11:7-12) y que no tenía las credenciales de apóstol (12:11-13).

El propósito de la carta es doble; en primer lugar quiere expresar su gratitud por la forma en que los corintios recibieron su primera carta y darles a conocer el gozo que ha experimentado; en segundo lugar considera su deber defender su apostolado contra las calumnias de los adversarios judaizantes.

En vista de los acontecimientos relatados tras 1 Corintios, no es difícil establecer aproximadamente el tiempo y lugar de esta carta. Según el plan descrito en 1 Corintios 15:8 el apóstol permaneció en Éfeso hasta Pentecostés del año 57. Al dejar Éfeso fue a Troas, de donde pasó a Macedonia. Allí se encontró con Tito, presumiblemente en el verano de ese mismo año y por tanto un poco de tiempo antes de que estuviera dispuesto a visitar Corinto. Gozoso por lo que oyó, pero al mismo tiempo captando el peligro procedente de los judaizantes, escribió 2 Corintios, enviando la carta por mano de Tito, que fue acompañado por dos hermanos cuyos nombres no sabemos (8:18,22). Por tanto, fue en Macedonia en el año 57 cuando se escribió la carta.

Importancia

El valor permanente de esta carta está relacionado con el de 1 Corintios, al mostrar que lo que salva no es la sabiduría del mundo sino la locura de la cruz, arrojando luz añadida sobre la aplicación de los principios cristianos en las relaciones sociales. Más que cualquier otra carta revela la personalidad del apóstol, lo que es de gran ayuda para entender sus escritos. Tiene interés doctrinal al mostrar parte de la escatología del apóstol (4:16-5:8); pone en contraste la letra y el espíritu (3:6-18), describe la benéfica influencia de la gloria de Cristo (3:18-4:6) y contiene una explícita declaración de la reconciliación forjada por Cristo (5:17-21).

TABLA CRONOLÓGICA DE LOS DOCUMENTOS DEL NUEVO TESTAMENTO
Fecha Emperador Mateo Marcos Lucas Juan Pablo Desconocido Santiago Pedro Judas
53 Claudio 1 y 2 Tesalonicenses
56 Nerón Filipenses
57 1 Corintios
2 Corintios
Gálatas
58 Romanos Carta
61 Colosenses
Efesios
Filemón
63 Evangelio
64 1 Carta
65 Hechos 1 Timoteo
Tito
66 Evangelio 2 Carta
67 Evangelio 2 Timoteo Hebreos Carta
95 Domiciano Apocalipsis
98 Trajano Evangelio
Cartas

CRONOLOGÍA DE LA VIDA DEL APÓSTOL PABLO
Fecha Suceso
37 Conversión de Pablo
40 Primera visita a Jerusalén
44 Comienzo de su obra en Antioquía
45-48 Primer viaje misionero
50 Delegado en el concilio de Jerusalén
51-53 Segundo viaje misionero
54-58 Tercer viaje misionero
58-60 Preso en Jerusalén y Cesarea
61 Llegada a Roma
61-63 Primer encarcelamiento en Roma
63-67 Periodo entre el primer y segundo encarcelamiento
67 o 68 Segundo encarcelamiento y martirio
© No se permite la reproducción o copia de este material sin la autorización expresa del autor. Es propiedad de Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo
Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo c/ Villacarlos, 14 28032 - Madrid
info@iglesiapueblonuevo.es - Horario de culto: Domingo 11 horas
Inscrita en el Ministerio de Justicia con el número 015638