en la web en la Biblia
 
           
1 Pedro
Guardar como Pdf Guardar como Pdf
Imprimir Imprimir
Enviar este enlace por e-mail a un amigo Enviar este enlace por e-mail a un amigo
Ver más Un paseo por el Nuevo Testamento Ver más Un paseo por el Nuevo Testamento
 

Pedro por Durero

Contenido

El contenido de 1 Pedro se puede dividir en cuatro partes:

Introducción (1:1-12).
Tras el saludo el apóstol alaba a Dios por las bendiciones de la salvación, que debe elevar a sus lectores por encima de todos los sufrimientos temporales, bendiciones que son tan grandes que los profetas indagaron y los ángeles están deseosos de entenderlas (3-12).

Exhortaciones generales a una conducta cristiana digna (1:13-2:10).
El apóstol exhorta a los lectores a estar siempre firmemente fundados en su esperanza cristiana. A ese fin la santidad de Dios debe ser su norma de vida (1:13-16); deben temer a Dios y como personas regeneradas amar a los hermanos y procurar crecer en la vida espiritual (1:17-2:3). Sin embargo, este crecimiento no sólo debe ser individual sino comunitario, desarrollándose en una unidad espiritual (4-10).

Directrices particulares para las relaciones en la vida (2:11-4:6).
Pedro manda a sus lectores que se sometan a las autoridades (2:11-17), exhortando a los siervos a seguir el ejemplo perfecto de Cristo en servicio abnegado (18-25), a las esposas a someterse a sus maridos y a éstos a amarlas y tratarlas con sensibilidad (3:1-7). Luego amonesta a todos a hacer el bien y abstenerse del mal, que en sus sufrimientos sean como su Maestro, a quien deben seguir en su comportamiento (3:8-4:6).

Instrucciones finales para las necesidades presentes de los lectores (4:7-5:14).
El apóstol les exhorta a orar, al amor fraternal, la hospitalidad y aplicación en el ejercicio de sus deberes (4:7-11). Les avisa a no desanimarse por las persecuciones, imitando a Cristo en ellas (12-19). Exhorta a los ancianos a guiar el rebaño sabiamente, a los jóvenes a someterse a los ancianos y a todos a someterse mutuamente y poner su confianza en Dios (5:1-9), terminando la carta con una doxología, una despedida y un saludo (10-14).

Destinatarios

Esta primera carta de Pedro va dirigida a 'los expatriados de la dispersión' (1:1), término judío para la diáspora y por tanto va dirigida a los judíos cristianos, lo cual está acorde con el campo de ministerio que tuvo el apóstol (Gálatas 2:7). La condición en la que sus lectores se encontraban era de sufrimiento y persecución por causa de Cristo (1:17; 2:12-19), no aclarándose si tal persecución procedía del Estado o de la gente corriente. Sus contemporáneos hablaban mal de ellos porque no participaban en sus disoluciones e idolatría (4:2-4). Al estar siendo probada su fe había el peligro de que se identificaran con la forma de vivir de los paganos (2:11,12,16), por lo que necesitaban ánimo y una mano firme que guiara sus pasos.

Ocasión y propósito

La ocasión de la carta pudo surgir por la información recibida por el apóstol a través de Marcos o Silvano sobre la condición de las iglesias en Asia Menor. El propósito de Pedro no es doctrinal sino práctico. No presenta una exposición de la verdad sino que subraya su repercusión en la vida, especialmente en la condición en la que los cristianos de Asia Menor estaban. El principal propósito de la carta fue evidentemente exhortar a los destinatarios a soportar el sufrimiento, no como malhechores sino como bienhechores, a soportarlo pacientemente, permaneciendo firmes a pesar de las tentaciones y a soportarlo con esperanza gozosa, ya que anuncian una gloria que no se desvanece. Como esos sufrimientos pueden desembocar en duda y desánimo, el apóstol remarca la gracia bajo la que están y con la cual los sufrimientos están inseparablemente relacionados. La carta fue compuesta con toda probabilidad en Roma, por la alusión simbólica del lugar (5:13).

Características

Se ha dicho que mientras Pablo representa la fe y Juan el amor, Pedro es el apóstol de la esperanza. Esta distinción, que puede ser mal interpretada, contiene un grado de verdad. La idea básica de la carta es que los lectores han renacido para una esperanza viva, para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarchitable. Esta gloriosa expectativa debe ser un incentivo para luchar por la santidad en todos los aspectos de la vida y para soportar pacientemente el vituperio de Cristo, conscientes de que él es el gran ejemplo y que el sufrimiento es requisito de la gloria eterna.

La carta contiene más citas del Antiguo Testamento que cualquier otro escrito del Nuevo Testamento (1:16,24,25; 2:3,4,6,7,9,10,22-24; 3:10-12,13,14; 4:8,17,18; 5:5,7). Por otro lado, hay gran similitud entre esta carta y otras del Nuevo Testamento, especialmente Romanos, Efesios y Santiago. Casi todas las ideas de Romanos 12 y 13 se encuentran en 1 Pedro. Compárese 2:5 con Romanos 12:21; 1:14 con Romanos 12:2; 4:10 con Romanos 12:3-8; 1:22 con Romanos 12:9; 2:17 con Romanos 12:10. Igualmente compárese 1:3 con Efesios 1:3; 1:3,5 con Efesios 1:19; 1:14 con Efesios 2:3; 1:18 con Efesios 4:17; 2:4,5 con Efesios 2:20-22. También hay puntos de parecido entre esta carta y la de Santiago, como 1:6,7 con Santiago 1:2,3; 2:1 con Santiago 1:21; 5:5-9 con Santiago 4:6,7,10.

Importancia

La carta subraya la gran importancia que tiene la esperanza de la bendita y eterna herencia en la vida de los hijos de Dios. A la luz de su gloria futura, la vida presente de los creyentes, con todas sus pruebas y sufrimientos, pasa a segundo plano, al percatarse de que son extranjeros y peregrinos en la tierra. Desde ese punto de vista entienden el significado de los sufrimientos de Cristo, que les abren el camino a Dios, y también aprenden a valorar sus propias tribulaciones, que les ministran en el crecimiento de su fe y hacia su gloria venidera. Y al vivir expectantes del regreso de su Señor, se dan cuenta de que sus sufrimientos son de corta duración, sobrellevándolos con gozo. En medio de todas sus batallas la Iglesia de Dios nunca debe dejar de considerar su gloria futura, el objeto de su esperanza viva.

TABLA CRONOLÓGICA DE LOS DOCUMENTOS DEL NUEVO TESTAMENTO
Fecha Emperador Mateo Marcos Lucas Juan Pablo Desconocido Santiago Pedro Judas
53 Claudio 1 y 2 Tesalonicenses
56 Nerón Filipenses
57 1 Corintios
2 Corintios
Gálatas
58 Romanos Carta
61 Colosenses
Efesios
Filemón
63 Evangelio
64 1 Carta
65 Hechos 1 Timoteo
Tito
66 Evangelio 2 Carta
67 Evangelio 2 Timoteo Hebreos Carta
95 Domiciano Apocalipsis
98 Trajano Evangelio
Cartas
© No se permite la reproducción o copia de este material sin la autorización expresa del autor. Es propiedad de Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo
Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo c/ Villacarlos, 14 28032 - Madrid
info@iglesiapueblonuevo.es - Horario de culto: Domingo 11 horas
Inscrita en el Ministerio de Justicia con el número 015638